martes, 29 de enero de 2013

Restart.

Hoy, después de dos meses de no ver a una amiga, por fin he quedado con ella. ¿Con qué intención? Pues como es obvio, de contarnos la vida des de la última vez que hablamos. Ha sido gracioso. En su caso, cuando yo tenía que hacer de psicóloga, a cada palabra que articulaba, pensaba en ti. ¿Por qué? Supongo que a la hora de decir las cosas como si lo hubiera analizado todo, segura de mi misma, viendo como mis palabras se le clavaban y me daba la razón. Y no lo digo como algo malo, es más, es admirable el hecho de haber podido ayudar a alguien en el desorden de su cabeza. Y luego a tocado la hora de explicar mi cuento. "¿Y qué tal te va todo? [...] Es que decías que no estabas segura de estar con él porque te daba miedo de salir herida otra vez y tal, y que por eso no querías abrirte..". Me giré y sonriente he dicho: "Pues ya no, estoy genial con él, y.. estoy quitando mi caparazón poco a poco".

Tengo miedo y a la vez no. De que un día te des cuenta de lo horrible que soy y de que puedo/quiero hacerte feliz. Pero supongo que en esta última semana, el miedo a disminuido. Estamos en las mismas condiciones. Ahora es recíproco. Y después de las conversaciones profundas que he tenido esta semana, llego a estas conclusiones: creo a medias en el karma (todavía tengo que entenderlo), y aún así después de todas las desgracias, puedo ser feliz.

Quiero que sepas, que intentaré que seas feliz con todas mis fuerzas, que te compensaré todos mis errores y paranoias, te compensaré todas las veces que he terminado llorando y tú me has abrazado, todas las veces que me has dicho lo maravillosa que te parezco, lo muy bien que me haces sentir. Lo perfecto que es estar debajo de las sábanas, desnudos y abrazados. Lo genial que es ver como duermes, la cara plácida que haces y los ronquidos que produces sin querer. Quiero amarte y ser feliz contigo. Ahora empiezo a estar bien.

Lost the battle, win the war
Bringing my sinking ship back to the shore.
Starting over with head back in
There's a time and a place to die, but this ain't it. 

Now - Paramore

sábado, 19 de enero de 2013

"Now hear my cry. There's no words beneath, there's no in between, there's no alibi to make this right. Now behind the scene, everything you see, what you get don't will fight."

domingo, 11 de noviembre de 2012

No voy a ser nunca feliz, creo que nunca podré serlo, y eso hace que me bloquee y me atrape en pequeñas cosas, cosas que se van acumulando hasta hacer una gran bola de problemas, una bola de pequeños nudos que podría deshacer. Pero la bola es demasiado grande, demasiados nudos.. o eso creo. Es un ciclo vicioso. […]
Quizá es que no me esfuerzo lo suficiente. Muchas cosas doy por hechas que no van a cambiar, que no puedo cambiarlas, o me da miedo afrontarme a ellas. Y me da miedo tomar decisiones, decisiones de las cuales si salen mal, toda la culpa va a ser mía. Y no, no quiero equivocarme, odio que los demás sepan que me he equivocado y la he cagado. ODIO QUE ME MIREN FIJAMENTE. Lo odio muchísimo. Es como si viesen todos mis defectos, y me criticasen con la mirada. 

No voy a ser nunca feliz si soy una cobarde que no es capaz de aguantar la mirada.. No lo voy a ser, quizá no lo merezco.

viernes, 9 de noviembre de 2012

Estoy destinada a desconfiar y a pensar en lo peor. Tengo mucho miedo y me siento muy frágil. Mi puto autoestima.
Me gustaría mostrarte lo bien que me haces sentir, mostrarte que el mundo está equivocado, que tú eres el mejor. Que me pasaría los días mirándote en silencio y despeinándote, y no me aburriría. Que cada detalle que tienes lo tengo muy en cuenta, en serio, y que.. joder, que TODO.
Y tengo la sensación de que yo no hago nada a cambio. Que no puedo hacerte feliz, que siempre habrá alguien que lo podrá hacer mejor que yo, que te cansarás de mí. Que soy demasiado tímida y fría. No quiero gastarme a base de "Te quiero"s, no quiero que te canses de mí..
Sé lo que es perderte, lo sé muy bien. Y esta vez, esta vez que todo va bien, no quiero perderte. Y no tengo motivos de pensar así, de autodestruirme, pero me siento muy pequeñita a tu lado.

Nunca me cansaré de tenerte en mis brazos. 

domingo, 30 de septiembre de 2012

Le diste la vida para que luego dependiera de ti, un objeto del cual podías manipular y mostrar a los demás. Tu obra de arte, aunque cada vez estás más decepcionada con ella. En fin, Dios acabó odiando su creación, ¿no? Una artista te crees, pero terminaste la obra demasiado rápido. O eso crees. Mala suerte, ya no la puedes cambiar. Por mucho que digas que ojalá no la hubieras creado, que te avergüenzas de ella, que ojalá la pudieras destruir... demasiado tarde, es tu obra. Si la destruyes, perderás credibilidad como artista y tu reputación se irá a la mierda. Aunque claro, tu público se ha dado cuenta de que todas tus obras tienen alguna tara, una mayor que la otra, y que no eres buena. Pero te han apoyado desde tus inicios, está claro que no van a hacerte el feo de decirte que cada vez eres peor, que ya no sabes hacer arte. Y tus obras lo demuestran. 
Tú no lo ves. Tu egocentrismo hace que no lo veas. Crees que eres una gran artista pero tus obras no salen como querrías exactamente. Das las culpas a tu ayudante, por darte material defectuoso, por no haberte ayudado, o por no haber dado su opinión. No le habrías escuchado, así que no sirve de excusa. 

Es tu tercera obra. La primera ha sido bastante criticada por el público, la segunda no salió a la luz, hubo un pequeño accidente y se rompió en mil pedazos, cosa irreparable. Quedan pocos días para la exposición y no quieres mostrarla. Piensas que está inacabada, tus amigos creen que no está bien, aunque no te lo dicen explícitamente. Vas retrasando la exposición y poniendo trabas. Quieres manipular la obra para que salga bien, salga perfecta, pero no puedes. No sabes qué hacer. Llevas muchos años queriéndolo hacer y no puedes. Sabes que el público la criticará. "Es culpa de la obra misma. Se me fue de las manos. Yo soy una buena artista. Todo es culpa de mi ayudante y de la obra, es como si tuviera vida propia y no quisiese salir bien".

Algún día tendrá que salir a la luz por mucho que lo quieras retrasar. Puede que tengas razón y que al público no le guste. 
Pero hay diferentes puntos de vista, ¿no? (Esperemos que) alguien la quiera...

jueves, 27 de septiembre de 2012


No soy capaz de olvidarme, no soy capaz de avanzar. No soy capaz de arriesgarme. De verdad que me he arriesgado varias veces, de verdad.. y no. No puedo. 
A la mínima que me siento depresiva, lo veo todo muy negro. Vienen todos los problemas que olvido cuando estoy contenta. Es como ser hipócrita. Dices que va bien pero luego salen un montón de cosas que demuestran que no. Que no lo podría ser
Y siempre es así, altibajos. No quiero volver a ello. Iba bien, decías, y no era así. No. Me consumía por dentro, totalmente. 

[Por fin has venido.. Deseaba tanto que vinieses. Tanto.. No puedes llegar a imaginártelo. Pero solo quería que vinieses, nada más. No quería dejar en evidencia que.. soy estúpida por no olvidar, por no dejar de pensar en lo mismo].

No quiero que haya la posibilidad que pase todo lo que pasó. No solamente eso, sino todo lo malo. Empiezo a leer este blog desde el principio y habla prácticamente de ti. Y.. porque soy gilipollas y una pesimista de mierda pero habla sobretodo de lo malo. 

Es triste, realmente ¿por qué no escribo cuando soy feliz? Creo que porque no quiero ser una pesada y.. que te canses de mi, como ha pasado varias veces. Pero, sinceramente, me gustaría dejar de ser tan negativa y, algún día contar algo bueno. 

Eso implica arriesgarme, pero no puedo. No quiero que haya la posibilidad de volver a todo ese puto sufrimiento. Por fin me he levantado, y no quiero caer. Duele mucho.

"Ell s'acabarà cansant de tu, com s'ha cansat de totes.."


(Pero tengo miedo de perderte y estar sola, siempre).